Home / Salud / Cirugía de Aumento de Senos: Dudas Más Frecuentes

Cirugía de Aumento de Senos: Dudas Más Frecuentes

Si estás pensando en hacerte una cirugía de aumento de senos, seguro muchas preguntas rondan en tu mente. Continúa leyendo para conocer las respuestas a las interrogantes más frecuentes.

Hübsche blonde Frau träumt auf dem Sofa
Hübsche blonde Frau träumt auf dem Sofa

1.Con los implantes puestos, ¿podré amamantar a un bebé?

Es una pregunta muy frecuente entre las chicas que desean hacerse una cirugía de aumento de senos, ¿verdad que sí? Bien, aquí va la respuesta: en la mayoría de los casos, la colocación de los implantes no afecta en absoulto la lactancia. En casi todos los casos las prótesis mamarias se colocan realizando una incisión en el surco submamario, ese pliegue que queda debajo de los senos, y se colocan detrás de la glándula mamaria o del músculo pectoral, sin tocar los conductos ni las terminaciones nerviosas que permiten la lactancia, por lo tanto ésta no se ve afectada de ninguna manera.

Sólo algunas veces las prótesis se colocan a través de un corte realizado en el borde de  la aréola, y en este caso, es posible que las terminaciones nerviosas y los conductos de la glándula se alteren, afectando el amamantamiento, aunque esto no sucede con frecuencia en realidad.

Así que en este sentido no hay nada que temer, la colocación de los implantes no impedirá que amamantes a tu bebé, pero hay otro punto a tener en cuenta si piensas en hacerte una cirugía de aumento de senos antes de tener hijos.  Los senos cambian mucho durante los embarazos, aumentan de tamaño y luego se vuelve más flácidos.  De modo que si piensas en tener hijos pronto, tal vez será mejor esperar a tenerlos y amamantarlos antes de realizarte la cirugía. En cambio, si eres muy jovencita y no tienes nada de senos, y piensas que pasará mucho tiempo antes de que tengas hijos, entonces ponte los implantes y quédate tranquila, podrás amamantar perfectamente a tus hijos cuando los tengas.

2.¿Cómo elegiré el tamaño adecuado?

Seguro que tienes alguna idea sobre el tamaño que deseas, pero además el cirujano te dará a conocer las diferentes opciones y su opinión. El tamaño adecuado para cada mujer depende de varios factores, como las expectativas que tiene, la complexión física, cómo son los senos que tiene actualmente, etc.

Por ejemplo, si eres una chica muy delgada y casi no tienes nada de volumen en tus mamas, probablemente unos implantes de 400 cc no se verán naturales en ti.  Por el contrario, si tienes buena estatura, caderas anchas y hombros amplios, tal vez puedas colocarte prótesis de mayor volumen y conseguir un resultado satisfactorio, llamativo pero agradable al mismo tiempo.

Pero no te preocupes, cuando vayas a la consulta el cirujano te dará varios implantes para que te los pruebes y veas cómo te quedan. Lleva un corpiño deportivo y una remera ajustada, para apreciar mejor cómo van a quedar tus nuevos senos. Prueba el implante comenzando con el más pequeño y ponlo sólo en un seno, para comparar con lo que tienes actualente. Mírate de frente y también de perfil. Con ayuda del cirujano elegirás la opción que mejor se adapta a tus expectativas y posibilidades.

3.¿Son mejores las prótesis redondas o las anatómicas?

En este punto, el cirujano también te dará su opinión. En general, a las chicas muy delgadas, que no tienen casi senos, les irían mejor unas prótesis anatómicas, con forma de gota, porque se verán más naturales. Si no es tu caso, tal vez con implantes redondos puedas conseguir un muy buen resultado, porque los bordes del mismo quedarán ocultos detrás del músculo o de la glándula.

4.¿Dónde quedará la cicatriz? ¿Se notará mucho?

Básicamente, hay tres maneras de colocar los implantes: realizando la incisión en el surco submamario, que es lo más frecuente, realizando la incisión cerca de la axila, o haciendo un corte en el borde de la aréola, ese círculo de piel más oscura que rodea al pezón.

Si tienes un surco submamario bien marcado, es probable que el cirujano elija esta opción para realizar el corte y colocar los implantes, porque de esta manera la cicatriz no se verá, oculta en el surco.

Otra opción sería cortar sobre el borde de la aréola, en el caso de que no tengas un buen surco o que tengas tendencia a formar cicatrices de color oscuro. La cicatriz quedaría sobre el borde, justo en la transición de piel normal  a la piel más pigmentada de la aréola, ocultando de esta manera la cicatriz.

Y por último, algunos cirujanos deciden colocar los implantes a través de un pequeño corte realizado cerca de la axila. De esta manera no quedan cicatrices en los senos, aunque es probable que el pequeño corte realizado se note un poco sobre la piel, cerca del brazo.

5.¿Qué opción es mejor: colocar la prótesis por detrás del músculo o detrás de la glándula?

Nuevamente, la respuesta a esta pregunta depende de cada caso. El cirujano evaluará el tuyo y te aconsejará sobre todo lo que tiene que ver con la cirugía de aumento de senos: el tamaño de las prótesis, redondas o anatómicas, cómo realizar la colocación de los implantes y qué tipo de anestesia es mejor para ti.

Según el lugar en donde quedarán colocados los implantes, existen tres posibilidades:

a) Colocarlos detrás de la glándula mamaria. En las mujeres que tienen una glándula de buen tamaño, ésta es una buena opción. Los implantes colcados detrás de la glándula se ven muy naturales, siempre y cuando los bordes de la prótesis queden totalmente cubiertos. En estos casos, las pacientes dicen tener menos dolor en el post-operatorio y no hay riesgo de que la forma del seno se altere cuando se contrae el músculo pectoral. La desventaja: hay más casos de contractura capsular, en comparación con los implantes que se colocan detrás del músculo.

b) Colocarlos detrás del músculo. Si no tienes glándulas grandes, seguramente el médico considerará ésta opción. En este caso, no hay riesgo de que se vean los bordes de los implantes y la posibilidad de que haya encapsulamiento es mucho menor. La desventaja es que la cirugía es más dolorosa y  además con algunos movimientos, el músculo puede presionar el implante y hacer que la forma del seno se vea extraña, momentáneamente.

c) Colocación sub-fascial. En este caso, el cirujano opta por insertar el implante por delante del músculo, pero debajo de la fascia, es decir, debajo de la “vaina” de tejido conectivo que envuelve al músculo.  De esta manera no hay que cortar los ligamentos de sujeción de la mama, y se obtiene un resultado natural, con menos dolor post operatorio. Tampoco hay riesgo de que el implante se deforme cuando el músculo pectoral se contrae.

6.¿Qué tipo de anestesia recibiré?

Bueno, el tipo de anestesia que te darán para realizar la cirugía de aumento de senos también depende de varios factores, y será el cuerpo médico, es decir, el cirujano y el anestesista, quienes decidirán qué tipo de anestesia es el mejor para tu caso. Si no hay contraindicaciones, muchas veces se opta por realizar anestesia local con sedación.

¿Qué quiere decir esto? Que no te aplicarán antestesia general, no te dormirán por completo para realizar la cirugía, sino que sólo colocarán anestesia en la zona de los senos para que no sientas dolor y además, para que no te pongas nerviosa, también te darán un sedante, así estarás relajada y distraída mientras los médicos y sus ayudantes realizan su trabajo. La ventaja de la anestesia local es que permite una rápida recuperación del paciente y tiene menos riesgo de complicaciones que la anestesia general.

De todos modos,  si hubiera algún inconveniente para la aplicación de anestesia local,  siempre estará disponible la otra opción.

7.¿Son mejores las prótesis lisas o las rugosas?

En la mayoría de los casos se utilizan prótesis rugosas, porque está demostrado que tienen menor riesgo de provocar una contractura capsular. Sin embargo, algunos cirujanos aún utilizan los implantes de superficie lisa colocándolos por detrás del músculo, con buenos resultados y bajo índice de encapsulamiento.

8.¿Hay que cambiar los implantes luego de algunos años?

Las prótesis utilizadas hoy en día son de muy alta calidad y los fabricantes aseguran que no hay necesidad de cambiarlas, a menos que surja algún problema específico. Luego de realizada la cirugía de aumento de senos, se deben hacer controles anuales del estado de las mismas. Si todo está bien, no habrá necesidad de cambiarlas. Sólo asegúrate de elegir una clínica seria que trabaje con profesionales capacitados y experimentados en este tipo de cirugía.

9.¿Las prótesis pueden romperse?

Por supuesto, como cualquier otra parte del cuerpo, un implante mamario puede romperse si sufre un golpe fuerte o si se fractura un hueso por ejemplo, y éste perfora la prótesis. Pero si esto sucede, no debes entrar en pánico. Las prótesis modernas están rellenas con un gel cohesivo que se quedará en su lugar y no se “esparcirá” por tu cuerpo si la prótesis sufriera un daño.

Obviamente, si los implantes se rompen tendrás que cambiarlos, pero este problema no constituye una emergencia médica.

10.Sólo quiero levantar mis senos, ¿necesito prótesis?

La respuesta a esta pregunta es: puede que sí y puede que no. Algunas mujeres, como resultado de varios embarazos y/o del paso de los años, tienen los senos caídos y desean realizarse una cirugía para colocarlos de nuevo en su lugar. El cirujano plástico es quien decidirá si además es necesario colocar prótesis o no. Pero existe la posibilidad de que no la necesites, es decir, hay mujeres a las que se le han “levantado” los senos sin tener que colcocar implantes.

Bien, has leído respuestas claras a las preguntas más frecuentes sobre la cirugía de aumento de senos. Si aún dudas o tienes más preguntas , lo mejor será que consultes a un cirujano plástico especializado.

About Bettina Cabana

Check Also

¿Cuántas Calorías Tiene la Cerveza? Bebe Cerveza Cin Engordar

Todo el mundo sabe que las bebidas alcohólicas engordan, porque contienen muchas calorías. Pero, ¿sabes …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *