Home / Salud / El Secreto De La Dieta De La Piña

El Secreto De La Dieta De La Piña

Si deseas perder algunos kilos y quieres que sea en poco tiempo, entonces la dieta de la piña puede ser una solución ideal. Al igual que sucede con todas las dietas en general, siempre hay que acompañarlas con algunos esfuerzos adicionales. En el caso de la piña, además de ser una dieta sabrosa, contribuye a generar hábitos saludables de salud.

Cuando quieren adelgazar muchas mujeres sienten ansiedad y desean ver resultados rápidamente. La piña ofrece esta “inmediatez” además de asegurar de no caer en ciertos “excesos”. Adelgazar no significa dejar de comer, sino comer diferente, y por qué no, comer más sano.

pineapple

¿Cuál es el secreto de la piña?

La dieta de la piña se trata de acompañar cada comida, baja en calorías, con piña o ananá. El gran secreto pasa por la composición de este fruto, que acelera el metabolismo y promueve así la eliminación de lo que no necesitamos. Cuando comemos más de lo que nuestro organismo necesita, las calorías excedentes se guardan en forma de tejido graso. Por eso lo ideal es alimentarse de manera balanceada y en la medida justa.

La piña es el complemento ideal para una dieta baja en calorías, por tres razones.

En primer lugar, la piña es rica en hidratos de carbono, pero los azúcares mayoritarios en su composición, que son la sacarosa y la fructuosa, son de muy rápida asimilación. El contenido de fibra en la piña evita los picos en los niveles de azúcar en la sangre, lo que a su vez impide la formación de tejido graso.

En segundo lugar, la piña ayuda a aumentar la sensación de saciedad. Al acompañar todas las comidas con piña, sentiremos menos hambre y comeremos menos cantidad de alimentos. De esta manera, se logra bajar de peso más rápidamente.

Por último, la piña tiene un efecto diurético y ayuda a eliminar la retención de líquidos.

Dieta de la piña

A continuación, el plan de comidas de la dieta de la piña. Se ha demostrado que con este plan es posible perder hasta 5 kilogramos por semana, además de perder una importante cantidad de grasa abdominal.

Desayuno:

  • Siempre comenzar bebiendo dos vasos de agua fría.
  • Luego, comer entre dos y tres rodajas de piña fresca sin agregarle azúcar.
  • Tomar un café con leche descremada o un té. Otra opción de bebida puede ser un jugo de frutas frescas.
  • Comer pan integral tostado untado con queso magro o jamón sin sal. Elegir una de las dos opciones y no comer más de una rodaja de pan.

Almuerzo:

Una combinación perfecta para esta dieta es la piña y el pescado, y si es atún ¡mucho mejor!

  • Ensalada de atún con dos cucharadas de arroz integral y dos rodajas de piña. Se permite agregar medio tomate en cubitos y un huevo cocido para hacer más completa la ingesta desde el punto de vista nutricional. Otra opción es sustituir los huevos por una feta de jamón magro. Al terminar de comer, beber dos vasos de agua fría. En todos los casos es recomendable que la piña sea cortada en pequeños trozos inmediatamente antes de comerla. De esta forma se favorece la digestión al mismo tiempo que se aprovechan al máximo sus nutrientes.

Colación de media tarde:

Tomar un café con leche descremada o té, según se prefiera. Las opciones de acompañamiento pueden ser las del desayuno agregando la alternativa de galleta sin sal con mermelada light. Al finalizar comer una rodaja fina de ananá cortada en pequeños trozos. Si se prefiere, esta misma fruta se puede licuar con una manzana y sustituir el café o el té.

Cena

  • Se puede repetir el menú del mediodía pero sustituyendo el arroz por verduras cocidas al vapor. De esta forma se logra una alimentación variada y equilibrada.
  • Al finalizar, beber dos vasos de agua fría.

Este menú, incluyendo las distintas alternativas, se debe mantener durante una semana. Al cabo de la misma, controlar el peso y registrar la cantidad exacta de kilos que se han perdido. Cada organismo es único, y además de los alimentos, existen otros factores que pueden ayudar a adelgazar o por el contrario, ayudan a engordar. Si complementas esta dieta con algunos ejercicios, seguramente podrás obtener los mejores resultados.

¿Por qué es saludable comer piña?

Además de perder peso, existen otros grandes beneficios de la dieta de la piña. Dado su alto contenido en ácido cítrico y glicólico, la piña ayuda a lucir una piel más joven y revitalizada. Al momento de cortar la piña y pelarla, se puede aprovechar su cáscara para cortarla en pequeños trozos y colocarlas en heladera. Al cabo de una hora se retiran dichos trozos y se colocan directamente sobre la piel. Generará un efecto “peeling” y exfoliará naturalmente la piel, dejándola tersa, suave y brillante.

Por otra parte, la piña es una fruta con un alto contenido de agua: más del 85% de su composición es de este líquido esencial. Consumir con frecuencia esta fruta es una manera indirecta de hidratar el cuerpo. La piña también aporta fibra al organismo y esto potencia el efecto de adelgazamiento.

Como ya se mencionó anteriormente, la fibra evita los picos de glucosa en sangre y aumenta la sensación de saciedad, lo que favorece la pérdida de peso.

En cuanto a las vitaminas, la piña contiene una amplia variedad de estos nutrientes, especialmente vitaminas del complejo B. Las mismas favorecen especialmente el funcionamiento del sistema nervioso central y estimulan la regeneración neuronal.

Finalmente, la piña tiene un muy bajo contenido de grasa y un alto contenido de minerales como zinc, hierro y potasio.

La dieta de la piña es ideal para quienes desean perder peso rápidamente. Rica en nutrientes y baja en calorías, la piña es el complemento perfecto para un menú hipocalórico. Sin embargo, se recomienda seguir esta dieta solo por periodos cortos, no más allá de dos o tres semanas, para evitar deficiencias nutricionales que pueden aparecer a largo plazo.

About Paula

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *